Día Mundial del Agua: qué es y para qué sirve

El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua para darle importancia al agua potable en todo el mundo.

 


Marzo 21, 2020.


El Día Mundial del Agua se conmemora en todo el mundo, cada 22 de marzo, gracias a una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El propósito es concientizar acerca de la crisis mundial del agua y saneamiento.

Todos los años el Día Mundial del Agua destaca un aspecto particular relacionado con el agua. En este 2019, el lema es "No dejar a nadie atrás".

La página web de la ONU sostiene que el origen de este día internacional dedicado al agua fue una recomendación hecha durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992, en Río de Janeiro. El 22 de diciembre del mismo año, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que señala que el 22 de marzo de cada año sea declarado Día Mundial del Agua.

El primer Día Mundial del Agua se celebró en 1993, y desde enconces se invita a los diferentes Estados a consagrar este día, en el marco del contexto nacional, a la celebración de actividades concretas como el fomento de la conciencia publica con medidas públicas relacionadas con la conservación y desarrollo de los recursos hídricos, así como con la puesta en práctica de las recomendaciones del Programa 21 adoptado en 1992 en Río de Janeiro.

¿Por qué un Día Mundial del Agua?

El 22 de marzo es una oportunidad de aprender más sobre temas relacionados con el agua, sirve de inspiración para compartir los problemas relacionados con el agua y tomar medidas para cambiar la situación. Cada año, ONU-Agua, la entidad que coordina el trabajo de la Organización sobre el agua y el saneamiento, establece un tema para el Día correspondiente a un desafío actual o futuro.

La ONU y la UNESCO enfatizan que "el agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible, propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida humana".

La celebración de este año se centra en aspirar a que el acceso al agua potable llegue a un tercio de la población mundial que no utiliza servicios de agua potable gestionados de forma segura y a los dos quintos que no pueden adquirir servicios de saneamiento.

Las inundaciones, sequías y la contaminación del agua se agravan con la degradación de la cubierta vegetal, los suelos, los ríos y los lagos. Las soluciones naturales pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con el agua.

Fuente: milenio.com

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: