secciones

Acceder



Comentarios

Recomendados

 

Evacúan escuelas por fumigación


(La Pampa, General Pico) – Seis establecimientos educativos de Intendente Alvear fueron evacuados ayer a la tarde, luego que un grupo de trabajadores que serían de la empresa Ferro Expreso Pampeano, realizara una fumigación en cercanías al ejido urbano. Un docente y directivo de Utelpa, fue quien descubrió la situación, dio aviso a las autoridades y radicó una denuncia en sede policial. Durante la próxima semana hará una presentación ante la

 

denuncia ante la Comisión Mixta de Seguridad e Higiene del gremio docente. Hace algunos días encontraron en un basurero alvearense bidones de agroquímicos, que están vedados por la legislación provincial y las ordenanzas comunales.

Marcelo Darío Muñoz, docente y el secretario de Salud y Seguridad Laboral de Utelpa, minutos antes de las 13, divisó a dos trabajadores de Ferro Expreso fumigando sobre las vías, en el momento en el que ingresaba al pueblo.

«Venía de recorrer escuelas de Ojeda y Ceballos, y cuando ingresando por el acceso Centenario, que está en el sur de la localidad, vi una camioneta de Ferro Expreso sobre las vías con una cisterna de por lo menos 3.000 ó 4.000 litros. Paré para tomar imágenes y cuando me quise acercar para registrar la patente, el producto ya se estaba esparciendo», contó el docente en diálogo con LA ARENA.

«Los dos operarios se estaban enjugando las manos, y cuando me ven registrando todo, se me acerca uno de ellos a preguntarme quién era y por qué sacaba fotos. Entonces me identifiqué y les dije que estaba fotografiando porque eso estaba prohibido por la Ley Provincial y por la ordenanza municipal. En ese cruce de vías es donde inicia la Avenida Sarmiento que cruza el pueblo de sur a norte y en línea recta, a doscientos metros está la Escuela 196, y a 300 metros la EPET 7 y la Escuela de Apoyo e Inclusión 12», agregó.

Escuelas evacuadas.

Luego Muñoz dio aviso a la policía y se dirigió a cada uno de los colegios para alertar al personal docente y aplicar el «Protocolo de Escuelas Fumigadas vía terrestre o aérea».

«Fui a la comisaría donde hice la denuncia verbal y de ahí a cada una de las instituciones educativas comprometidas, en las cuales aplicamos el ‘Protocolo de Escuelas Fumigadas’ y se procedió a evacuar cada uno de los establecimientos escolares labrando el acta pertinente en cada uno de los casos, donde firmaron directivos, profesores, personal no docente y hasta algún padre que fue a retirar a su hijo», sostuvo el denunciante.

El docente además agregó que el hecho quedó registrado además por las cámaras de seguridad municipales, que monitorea la policía, y que también se pudo identificar el logo de la empresa.

Tras la evacuación de los colegios, Muñoz radicó una denuncia escrita en sede policial, la misma que presentará la próxima semana en la Comisión Mixta de Salud y Seguridad en el Trabajo.

Falta de controles.

El trabajador de la educación además señaló que previo a descubrir esta situación, los trabajadores ya habían fumigado otro tramo del terreno, frente a un grupo de viviendas, cuyos moradores, en el último tiempo, manifestaron distintos malestares físicos.

«Esta fumigación está por fuera de lo reglamentado en la Ley de agroquímicos de La Pampa, por fuera de lo reglamentado en las ordenanzas municipales. Ahora estamos monitoreando alguna afección en la salud de los alumnos y de personal docente y no docente. Además, en una parte previa donde ya habían fumigado, viven varias familias sobre las vías y hay testimonios de gente que está con dolor de cabeza y con vómitos», señaló.

«Otro gran problema que tenemos, es que la mayoría de las maquinarias no tiene la habilitación correspondiente. También sabemos que el 2.4-D está prohibido en la provincia y no se controla si se aplica o no. Hace pocos días aparecieron en el viejo basurero bidones llenos de 2.4-D, o sea que esos productos que están prohibidos, siguen estando acá y los siguen aplicando», finalizó.

Bidones con agroquímicos

La denuncia que realizó hace unas semanas un grupo de vecinos de Miguel Riglos tuvo recientemente su eco en Alvear, donde pobladores de esa localidad del norte pampeano denunciaron la presencia de bidones cargados con agroquímicos. La Provincia tomó intervención en el caso y confirmaron que los envases contenían el peligroso herbicida 2.4-D.

El caso se conoció luego del informe que publicó LA ARENA hace un par de semanas respecto a lo sucedido en Riglos y que derivó en la renuncia del director de Agricultura, Carlos Ferrero.

En el caso de Alvear, una comisión de funcionarios encabezada por el subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, tomó intervención directa. La intervención «fue a raíz de la denuncia efectuada por vecinos que indicaban la presencia de bidones cargados de agroquímicos abandonados en un sector de la localidad. Tomaron los números de los bidones e investigan quién es el responsable».

Benini y referentes de varias áreas del Ministerio de la Producción, de Medio Ambiente y de Salud Pública llegaron alertados por el asesor fitosanitario del municipio alvearense, poco después que se tomara conocimiento de la denuncia de vecinos que detectaron el abandono de bidones cerrados y cargados con productos agroquímicos.

«El funcionario municipal no solo confirmó el carácter positivo de la denuncia, sino que además pudo corroborar que gran parte de los productos almacenados eran del herbicida 2.4-D en su formulación éter butírico el cual a partir del 10 de agosto pasado, la Dirección de Agricultura prohibió su comercialización y utilización por tratarse de un producto de alta volatilidad, que se gasifica muy fácilmente y trae problemas en los arbolados urbanos, como también cultivos sensibles», resaltó el informe oficial.

03/10/2019 8:16 am

Fuente: Redaccion La Arena.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: