secciones

Acceder



Comentarios

Recomendados

 

A casi cinco años de Ayotzinapa, inician nueva búsqueda para encontrar restos de los normalistas


En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado.

 

 

 

Notas sobre el tema:

 

Excavarán basurero de Tepecoacuilco para dar con los 43 de Ayotzinapa

Las autoridades mexicanas iniciaron la búsqueda de indicios sobre la desaparición hace cinco años de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en el basurero de Tepecoacuilco, en el que no se había buscado hasta ahora, confirmaron este martes a Efe fuentes gubernamentales.


El operativo lo llevan a cabo la Fiscalía General de la República (FGR) y la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia, creada por el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a petición de las familias, disconformes con la investigación que llevó a cabo por el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).


El secretario técnico de la Comisión de la Verdad y la Justicia, Félix Santana, viajó el lunes a Tepecoacuilco, ubicado a 15 kilómetros de Iguala, municipio del sureño estado de Guerrero en el que desaparecieron los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014.


Cerca de 20 unidades militares resguardan el basurero a cielo abierto de este municipio, donde está previsto que se inicie una excavación para encontrar indicios sobre el paradero de los estudiantes.


Fuentes de la Comisión Presidencial para la Verdad y acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa explicaron a Efe que no es la primera vez que esta institución lleva a cabo labores de búsqueda desde que fue creada por el presidente en diciembre del año pasado.


De acuerdo con la versión oficial del Gobierno de Peña Nieto, los estudiantes fueron interceptados por policías corruptos que los entregaron al crimen organizado, que los mató e incineró en el basurero del municipio de Cocula.


Pero una investigación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre el caso señaló con pruebas científicas que los cuerpos no pudieron ser quemados en ese lugar.


El basurero de Tepecoacuilco en el que se inició ahora la búsqueda no se había tenido en cuenta en la investigación oficial.


El titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, se comprometió el pasado 18 de septiembre con los padres de los estudiantes de Ayotzinapa a reconstruir la investigación “casi desde cero” dadas las inconsistencias de la versión oficial.


En días recientes se produjo la liberación de 24 expolicías municipales presuntamente implicados en el caso, días después de la absolución de Gildardo López Astudillo, uno de los principales acusados en la tragedia y presunto miembro de Guerreros Unidos, por falta de pruebas.


El Sol de México


Hablarán Padres de Ayotzinapa desde tribuna

El Pleno de la Cámara de Diputados acordó que el jueves próximo un representante de los padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, haga uso de la tribuna, en ocasión del quinto aniversario de los lamentables hechos.


El acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), avalado en votación económica durante la sesión plenaria, detalla que la intervención se prevé hasta por 10 minutos, dentro de los cuales el invitado no podrá ser interrumpido.


Además será facultad de la Presidencia de la Cámara de Diputados velar porque se respeten las disposiciones constitucionales y legales, y se atienda lo previsto en el acuerdo.


En entrevista, la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Angélica Rojas Hernández, destacó la importancia de esta “decisión histórica” de la Cámara de Diputados, de abrir la máxima tribuna de la nación a un representante de los jóvenes de la Normal Rural de Ayotzinapa.


“Sin duda es una muestra que quiere dar la Cámara de Diputados de respeto, solidaridad y exigencia, de unirnos a esta exigencia de todos los padres de Ayotzinapa de que se pueda concluir de una vez por todas una investigación que dé certeza, que dé certidumbre sobre lo que pasó con estos jóvenes; mientras esto no suceda, Ayotzinapa seguirá siendo una herida abierta”, dijo.


Sostuvo que es importante destacar este hecho, “porque queremos abonar a esta exigencia a las autoridades de que se pueda concluir con una investigación que pueda esclarecer de manera confiable lo que sucedió en esa noche tan trágica”.


Por separado, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado Carrillo, recordó que el domingo pasado tuvo la oportunidad de estar en Chilpancingo y ofrecer abiertamente a los padres de los jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa que pudieran venir este jueves, cuando se cumplen cinco años de esos desafortunados hechos, para que utilicen la tribuna.


Dijo que comparte la exigencia de justicia “y además celebramos que el Gobierno de la República esté generando las condiciones para que la Fiscalía empiece ahora una investigación desde cero, sin simulaciones y que se persiga a quienes intentaron engañar al pueblo de México con la famosa verdad histórica”.


“Entonces va a ser muy importante este jueves recibir a los padres de los 43 desaparecidos y ofrecerles la tribuna para que se dirijan al pueblo de México”, enfatizó.


La coordinadora de la fracción del PRD, Verónica Juárez Piña, señaló la importancia de que expresen sus exigencias y preocupaciones desde la tribuna, “y que de esta forma también el Poder Legislativo pueda comprometerse a que se conozca la verdad, comprometerse a que finalmente se haga justicia”.


“No hay cosa más dolorosa que perder a un hijo y en esas condiciones me parece que es una tragedia. En ese sentido, esta oportunidad que se tiene digo que es una oportunidad también para el Legislativo, para poder reforzar en todo lo que sea necesario para que ellos puedan encontrar lo que han venido reclamando desde hace cinco años y que no han encontrado: la justicia”.


El Porvenir


Gobernación informará avances en caso Ayotzinapa: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que la Secretaría de Gobernación (Segob) rendirá en próximos díías un informe sobre los avances de las investigaciones en torno a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.


En la víspera del quinto aniversario de los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre, en Iguala, Guerrero, refirió que el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob, Alejandro Encinas, informará sobre este tema.


“Se va informar sobre este asunto, se va seguir informando. Ya se tuvo una reunión con el Fiscal (General de la República, Alejandro Gertz Manero) y los familiares (de los normalistas)”, afirmó durante la rueda de prensa en Palacio Nacional.


Mañana jueves se cumplen ya cinco años de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, en el municipio de Iguala, Guererro.


Big Bang


AI insta a AMLO a hallar justicia en caso Ayotzinapa

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe encontrar respuestas en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa tras un año de gobierno y reproducir este éxito en los miles de casos de desaparecidos en México, dijo este martes Amnistía Internacional (AI).


”Las medidas del Gobierno mexicano para encontrar la verdad y hacer justicia en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparecidos forzosamente desde hace cinco años, deben traducirse a la brevedad en resultados positivos y replicarse en los otros miles de casos de desaparición en el país”, declaró la ONG.


Según la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, en los primeros cuatro años de la tragedia AI denunció el “encubrimiento” por parte de las autoridades.


“Hoy hemos visto esfuerzos del nuevo Gobierno por resolver el caso y los saludamos, aunque falta mucho por hacer”, indicó.


La noche del 26 de septiembre de 2014, un grupo de estudiantes que se desplazaban en autobuses fueron atacados a tiros por policías corruptos en el municipio de Iguala, ubicado en el sureño estado de Guerrero.


En el ataque murieron seis personas y 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes del cartel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura, según la versión oficial.


Pero un grupo de expertos nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) investigó el caso y sostuvo la imposibilidad de que los 43 cuerpos fueran quemados en el basurero y desveló que parte de la versión oficial se basaba en testimonios de detenidos torturados.


El Gobierno de López Obrador, en la Presidencia desde el 1 de diciembre de 2018, ha reabierto el caso y establecido una comisión especial, brindando nuevas esperanzas a los familiares de los desaparecidos.


Además, la Fiscalía General de la República (FGR) creó una unidad especial sobre el tema.


“No habrá justicia hasta que se investigue a quienes obstruyeron la búsqueda de la verdad, pues ellas son también responsables de que, al día de hoy, no se haya podido esclarecer el paradero de los estudiantes”, apuntó AI, y se dijo “comprometida” en dar seguimiento al caso.


En una reciente reunión con los familiares, el presidente López Obrador y su Gobierno se comprometieron a pedir a todas las instituciones que apoyen los trabajos de investigación y a tener reuniones periódicas con las familias y la Fiscalía, indicó el boletín.


“Sin embargo, no todas las instancias creadas para el caso han dado resultados positivos”, lamentó AI.


En días recientes se produjo la liberación de 24 expolicías municipales presuntamente implicados en el caso, días después de la absolución de Gildardo López Astudillo, uno de los principales acusados en la tragedia y presunto miembro de Guerreros Unidos.


“Las autoridades deben enfrentar esta situación asegurando que solo se usen pruebas legales en los casos y que se respete la independencia de las juezas y jueces”, resaltó AI.


“A cinco años de la desaparición forzada de los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa, las autoridades mexicanas siguen teniendo una gran deuda con la verdad, justicia y reparación del daño a la que tienen derecho las víctimas, sus familias y la sociedad”, declaró la directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, quien pidió una “verdad” basada en una investigación “imparcial, verificable y seria”.


Según datos oficiales, en México hay alrededor de 40.000 desaparecidos, si bien la tragedia de Ayotzinapa es uno de los casos que más conmocionó al país en el último lustro.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: