Temer frena la construcción de 11 mil 250 viviendas en Brasil


Desde que asumió la presidencia interina de Brasil, Michel Temer ha mostrado intención de aplicar medidas contrarias a las necesidades del pueblo brasileño.

 

El pueblo brasileño ha protestado diariamente contra el presidente interino Michel Temer, quien asumió el cargo el 12 mayo luego de que la mandataria Dilma Rousseff, quien fuera separada de su cargo mientras dura el proceso de juicio político.

El gobierno del presidente interino de Brasil, Michel Temer, anunció este martes que revocará la construcción de 11 mil 250 viviendas sociales del programa bandera "Minha Casa, Minha Vida" (Mi Casa, Mi vida), impulsado por los gobiernos progresistas del expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, y continuado por Dilma Rousseff.


El nuevo ministro de Ciudades, Bruno Araújo, fue el encargado de revocar la orden suministrada por Rousseff que autorizaba al banco público Caixa Federal a contratar la construcción de los urbanismos para el programa de viviendas sociales para el pueblo brasileño.


Con la finalidad de atender las necesidades de las comunidades, el gobierno de Rousseff intensificó en los últimos meses las medidas de carácter social. Este decreto de construir viviendas fue publicado días antes de que la Cámara de Senado de Brasil decidiera separar el cargo a la jefa de Estado, Dilma Rousseff, por 180 días e iniciar un juicio político en su contra, consumando un golpe de Estado en la nación suramericana.

 

Michel Temer pasó a ser el presidente interino de Brasil luego de que la mandataria de este país, Dilma Rousseff, elegida con 54 millones de votos populares, fuera separada de su cargo para enfrentar un juicio político, pese a que no existen pruebas de un crimen de responsabilidad.

Tras su investidura, Temer anunció su intención de aplicar medidas neoliberales que apuntan a la apertura hacia el mercado internacional, que para varios analistas permitirá a las grandes petroleras americanas el acceso a los recursos hasta ahora gestionados por Petrobras.

La nueva agenda de Temer incluye aumentar la participación extranjera en los recursos energéticos de Brasil, algo que según él, "comenzará flexibilizando la legislación sobre el modelo productivo del presal".

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: