Brasil detiene al ‘mayor deforestador’ de la selva amazónica


Las autoridades brasileñas detuvieron a Antonio Castanha acusado de dirigir una banda dedicada a apoderarse ilegalmente de tierras federales para luego talarlas y venderlas a precio elevado como pastos para ganado.

 

El pasado sábado, la policía brasileña arrestó al considerado “mayor deforestador” de la selva del Amazonas. Su nombre es Ezequiel Antonio Castanha y está acusado de dirigir una red que se apoderó ilegalmente de grandes cantidades de tierra pública para talarla y venderla luego como pastos. Se calcula que el detenido causó en los últimos años la deforestación del 20% de la selva amazónica, el gran pulmón del planeta.


El arresto de Castanha se realizó el sábado pasado en una operación conjunta de la Policía Federal y la Fuerza Nacional de Seguridad que se llevó a cabo en el estado de Pará, según informó el Instituto Brasileño de Medio Ambiente, el Ibama. Esta detención se enmarca dentro de una operación contra deforestadores llevada a cabo durante el pasado mes de agosto, en la que el líder de la banda, Antonio Castanha no pudo ser arrestado.


El detenido es acusado de dirigir una banda que se dedicó durante años a apoderarse ilegalmente de tierras federales de la Amazonia para talarlas y venderlas después como pastos para ganado a un precio muy elevado. La fiscalía demanda prisión preventiva para Castanha y para otros nueve integrantes de la banda responsable de la destrucción de miles de kilómetros cuadrados de selva amazónica. El líder de esta red ilegal podría enfrentarse a una condena de hasta 54 años de cárcel por delitos de deforestación, asociación ilícita, lavado de dinero y uso de documentos falsos.


El vocero de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Brasil declaró tras la detención de Antonio Castanha que se trata del mayor deforestador del Amazonas por haber arrasado cerca del 20% de la selva amazónica durante los últimos años. La Agencia dijo además que esperan que a partir de ahora aumente el control de la deforestación en esta región.


Las autoridades brasileñas declararon que cerca de 5 mil kilómetros cuadrados de bosque fueron destruídos entre agosto de 2013 y julio de 2014.


Cabe recordar que la selva amazónica es el hogar de casi un tercio de la biodiversidad del planeta, lo que la convierte en una de las defensas naturales contra el calentamiento global y el cambio climático más importantes del mundo debido a su capacidad para absorver grandes cantidades de dióxido de carbono.


Marta Úbeda

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: