secciones

Programas

Acceder



Comentarios

Recomendados

 

Bolivia busca regular y reconocer el trabajo sexual como un oficio

 

 

 

 

El proyecto de ley que prepara el Parlamento de Bolivia tiene el objetivo de reconocer el trabajo sexual como un medio de subsistencia para quienes, de manera libre y voluntaria, ejercen este oficio, así como también contempla derechos y obligaciones.


En el Parlamento de Bolivia se está preparando una nueva ley para regular y reconocer el oficio de las trabajadoras sexuales del país, así como también combatir el tráfico de personas y la trata de blancas, informó este miércoles fuentes legislativas.


Este proyecto fue una iniciativa de la Organización de Trabajadoras Nocturnas de Bolivia, con el fin de impedir ''el abuso físico, psicológico y discriminación" que sufren las trabajadoras sexuales por parte de "la policía, la guardia municipal e incluso de los mismos dueños'', de los centros nocturnos donde laboran, indicó el diputado oficialista, Saúl Garabito.


El parlamentario es uno de los diputados que apoya a estas trabajadoras y la iniciativa denominada "anteproyecto de ley de Regularización del Trabajo Sexual".


Comentó también que la normativa se centra en "reconocer al trabajo sexual como otro medio de subsistencia para aquellas personas que lo ejercen de manera libre y voluntaria".


Sugiere "regular el ejercicio del trabajo sexual", a fin de que éste sea considerado "lícito", así como la implementación de derechos y obligaciones de los trabajadores sexuales para garantizar que su oficio se desarrolle "en concordancia con la paz social", añadió.


El anteproyecto contempla además ''prevenir, controlar y luchar contra la explotación sexual, trata y tráfico de personas así como el tráfico sexual de niñas, niños y adolescentes".


El documento de la ley estipula que las personas que se desempeñen como trabajadoras sexuales deben ser mayores de 18 años y con la capacidad de "conocer y entender los riesgos que implica" el oficio con el fin de que los ejerzan "de manera libre y voluntaria" y "no padecer ninguna infección de transmisión sexual que afecte a la salud pública".


Entre los deberes planteados, figuran la realización periódica de exámenes médicos y la ratificación del certificado de sanidad que ya obtienen todas las semanas los trabajadores sexuales.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: