secciones

Programas

Acceder



Comentarios

Recomendados

 

Terapias asistidas con caballos

23/10/2012. Donde el caballo y su medio ambiente son los facilitadores terapéuticos de un equipo de profesionales de la salud humana, veterinaria, docencia y disciplinas afines

 

 

Definiciones de Equinoterapia

La Equinoterapia es un método terapéutico que utiliza al caballo  como medio para la rehabilitación del paciente portador de discapacidad, así como también otras enfermedades. La Sociedad Brasileña de Medicina Física y  Rehabilitación, reconoce el valor de la Equinoterapia como terapéutico, biológico, psíquico y social.


Para nuestra fundación, elegimos “Terapias asistidas con caballos”:


Siendo tomado como proceso, y donde el caballo no es “utilizado”, ya que suena cosificación del mismo, sino, es nuestro mediador terapéutico, dándole la importancia que merece y nos quedamos con esta definición:


Es aquel  proceso terapéutico facilitado o mediado por el caballo y su medio ambiente, realizado en un contexto transdiciplinario, de profesionales de la salud humana, veterinaria, psicopedagogía, docencia, y del ámbito del caballo, profesores de equitación, entrenadores, etc., desarrollando estrategias terapéuticas en el ámbito psico-físico-social.


Qué bueno saber que de distintas maneras y con vocablos diferentes en distintas partes del mundo aparentemente lejanas unas de otras, estamos todos apuntando a lo mismo; al bienestar de quien va montado en un ser tan noble como es el caballo.  Equinoterapia es animarse a descubrir el milagro de la unicidad de la vida y comprobar que todos los seres tenemos la misma esencia y desde allí es posible entablar un diálogo que va más allá de las palabras. Equinoterapia es igual a sorpresa, cambio, amistad, espacio de poder, maravilla,  y mucho, mucho más, brinda a la persona la oportunidad de recuperar la experiencia de unidad y confiabilidad de la vida de un modo holístico y vivencial.


Terapias asistidas con caballos porque estos maravillosos animales nos vienen mostrando a lo largo de la historia que tienen mucho para dar y cuánto bien nos hacen; porque está comprobado su efecto multiplicador a través del movimiento, del contacto, y del calor.  Pensada para todos aquellos que se dispongan a descubrir la sensación de libertad que se siente al tomar prestada la movilidad de otro ser que con toda la paciencia y consideración acompaña el ritmo de su jinete que de otra forma solo dispone de aparatos inertes y fríos para procurarse movilidad.


Donde el caballo y su medio ambiente son los facilitadores terapéuticos de un equipo de profesionales de la salud humana, veterinaria, docencia y disciplinas afines.


Trabajamos desde el paradigma holográfico que nos muestra un mundo flexible y espontáneo por oposición al paradigma lineal donde todo se ve desde la lógica y la relación causa-efecto.


Compartimos la concepción holística de la persona; el ser humano concebido como la integración psico-físico-socio-espiritual.  Aquí se trata de comprender totalidades e interactuar con ellas.  Dejando fluir las dimensiones de la experiencia, si bien con una estrategia básica,. despojándonos de prejuicios y preconceptos para poder recibir lo que cada persona tiene para mostrarnos.  Estando disponibles y preparados para las infinitas posibilidades que nos presenta cada caso, día a día, nos basamos en:


"Cada persona es un tesoro, único, irrepetible, que no ha de ser rotulado, con los nombres de síndromes o patologías, que aún,  partiendo de indicaciones o contraindicaciones, recibimos al tesoro, y a través de estas Terapias asistidas con caballos, buscamos cimentados en la ciencia, llevar a cabo:


Experiencias interactivas que pueden realmente cambiar la estructura del cerebro.

Nos basamos en un modelo de desarrollo, que conecta al niño con su nivel actual de funcionamiento, que trabaja con las características únicas de su sistema nervioso, y utiliza las experiencias interactivas intensivas que le permiten dominar nuevas capacidades.

Una persona no es un PC, o un Autista, y aunque compartan con otra el mismo diagnóstico, hay más diferencias que similitudes: cada niño es una clase de uno mismo.

Este modelo se basa en la habilidad de trabajar con las características del sistema nervioso de ese niño, basado en la unicidad, y no seguir un programa estándar diseñado para todos aquellos que tengan un mismo diagnóstico.

Se deben comprender no solamente su biología, sino también como se relaciona con el mundo que lo rodea. Comprender estos patrones  hace que sea posible adaptar un tratamiento mediante los caballos a sus necesidades.

Forjaremos juntos, una historia a su medida, en serio y no en serie, con sus identidades y particularidades.

Hablaremos de desafíos a lograr."

(Compartiendo conceptos El niño con necesidades especiales Greenpam, Wider y Simons)


El establo  terapéutico, es nuestro espacio holístico de salud, un consultorio al aire libre. Se transforma en un sistema dinámico, abierto, natural, plástico y en la interacción,  un abanico caleidoscópico espacio- temporal, de posibilidades multi-sensoriales de estimulación.


La relación directa con el caballo y su medio ambiente nos permite conectarnos con nuestra esencia; con la atención consciente, aprendiendo la comunicación transparente y genuina a través de gestos, miradas, posturas y sensaciones, comunicación verbal y  no verbal, en diferentes niveles, consigo mismo, con el caballo, con lo que rodea, a través de la relación animal- animal, de amistad, de manada,  nuevas representaciones corticales, nuevas memorias, expresión de sus propias historias facilitadas por la común-unión entre niño- caballo- terapeutas. Restaurando, reparando modulando la plasticidad inherente del sistema nervioso, despertares neuro-endócrinos, madurando, siendo impactados suave y armónicamente por un medio ambiente enriquecido, de la misma manera que las moléculas tienen diferentes conductas según el medio en que se hallen, como  mundos dentro de mundos, este medio, (el caballo y su hábitat) está enriquecido  cinéticamente por el caballo,  que es un cuerpo tridimensional de movimiento, fuente calor, masajes, vibración, ajustes musculares, regulación del tono, adquisición de habilidades, vínculo  de amistad.


Los niños que se nutren de esta actividad presentan cuadros que provienen del ámbito de lo genético, congénito, infeccioso, neuro- metabólico, traumático, y otros.

Para nosotros son seres que desean encontrar su manera personal de expresión y despliegue, desean la oportunidad de hacer brillar su diamante escondido.

Entonces nos convertimos en facilitadores dinámicos y espontáneos de tal expresión,  que ocurre a cada momento y no deja de sorprendernos.


No tomamos la patología como condicionamiento de nuestra actividad, si bien partimos desde el cuadro como piso, sino que miramos hacia delante, focalizados en el presente y teniendo como horizonte el desarrollo pleno de las potencialidades humanas.  Caminamos junto a cada persona montada sobre el caballo como acompañantes, compartiendo un recorrido multifacético que nos conduce al poder  de desplegar la libertad.


Trabajamos transdisciplinariamente, todos en simultaneidad con la confianza plena que la combinación de conocimientos y  percepciones  da como resultado un equipo que representa una esencia nueva, donde el todo es más que la suma de las partes.

En la Fundación reconocemos el concepto de la unicidad de la vida, y tiene confianza en sus procesos, en la apertura a su gran misterio y establece un compromiso por su cuidado.


Tenemos a flor de piel la emoción que es la fuerza unificadora entre mente y cuerpo, que conecta la mente consciente con la actividad corporal, la observación y la capacidad de asombro.


La empatía concebida como nuestra capacidad de percibir lo que le está sucediendo a otra persona se basa en el hecho de que nuestros cuerpos resuenan magnéticamente, con otros cuerpos vivientes, niños, caballos, terapeutas:

Yo escucho la voz de tu niño,

en su dulce relincho melodioso

Así como yo me vuelvo uno de ellos,

así como los caminos del Poder Supremo

son bellos,

así son los caballos,

Cuando me vuelvo uno de ellos


¿Qué hace a este magnífico animal, un  facilitador terapéutico tan preciado?


Tal como lo expresan las Psicoterapeutas Adele von Rüst y Marlen Deborah   McCormick en su libro Horse Sense & Human Heart: “Los caballos son una historia viviente y un foro natural para mezclar la realidad con la fantasía, los hechos con la ficción, la tragedia con la comedia y lo natural con lo sobrenatural.  Ellos facilitan una forma de juego estructurada y positiva que despierta nuestro sentido de superación y vitalidad.  Dentro de este foro, la mente y el cuerpo se unen para accionar el proceso de rejuvenecimiento.”  El caballo de equinoterapia es un caballo muy curioso, que muestra gran interés por entrar en contacto con los humanos y participar de sus actividades convirtiéndose en un miembro activo del equipo de trabajo. Podemos decir que tenemos muchos puntos de contacto con el caballo.  Las hermanas Mc. Cormick se refieren a estas similitudes al describir el ritual del encuentro entre dos caballos: “Un caballo que se encuentra con otro caballo se mueve a modo de ritual hacia adelante y hacia atrás, avanzando y luego retrocediendo.  El retroceso es tan instintivo como lo es el avance.  Y hasta tanto se establezca la confianza entre ambos individuos han de esperarse y respetarse ambas posturas.” Se trata de un animal que sabe que la confianza se logra de a poco y en ese acercamiento constante y medido deja ver su gran curiosidad pero también su enorme respeto. En la interacción con los humanos el caballo percibe hasta las cuestiones más sutiles.  Y con los niños que son tan francos y transparentes el vínculo se crea naturalmente.


Su cuerpo es un natural proveedor de:


Calor: 38 grados de temperatura, dos más que la del humano, fuente de termoterapia.

Movimiento: en tres planos, sagital, transversal, frontal, reproduce el patrón de marcha humano. Rotación a uno y otro lado de 8 grados, vibración que asciende por la columna vertebral, vía médula, al cerebro de 180 oscilaciones por minuto.

Estímulos multisensoriales: Que impresionan los sentidos, en especial  propioceptivos y vestibulares.

Y como aquí también el todo es más que la suma de las partes, su vida-espacio-tiempo, nos une mediante un vínculo único, a nuestro ser natural.

Representa el patrón de marcha, en la corteza cerebral.

Quiénes se benefician


Personas con necesidades especiales, personas con discapacidad, tomando ésta definición de discapacidad de la Dra. Labaton “ como toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano” y la Dra. Labaton propone que debemos considerar que la discapacidad no es una característica de ciertas personas, “sino la consecuencia de una relación entre el mundo circundante y la persona, ya que por lesión o enfermedad u cualquier otra causa, una persona tropieza con una dificultad superior a la normal para desenvolverse en la vida”.


Indicaciones


De forma didáctica, mencionaremos los nombres de algunas de las patologías  más frecuentes que pueden beneficiarse con la práctica de estas terapias, pero repetimos, enfocado en la persona, sin rotularlos.


Cuando ocurren trastornos originadas por causas genéticas, congénitas, infecciosas, tumorales, traumáticas, hipóxicas, vasculares, metabólicas, neuro-metabólicas, endócrinas, etc. dan lugar a cuadros, con componentes neurológicos, motrices y sensoriales,  ortopédicos,  cognitivos, mentales, con nombres propios, que mencionaremos algunos cuadros a continuación:


Neurológicos/ortopédicos


Parálisis cerebral: espástica, atetósica, ataxica, distónica, mixta.

Otras parálisis-Cuadriplejias/ Cuadriparesias- Hemiplejias/Hemiparesias-Mioclonías-

Síndrome de Down- Síndrome de Rett, Síndrome de Pallister Killan, entre otros.

Síndromes de Espectros Autista.

Enfermedades desmielinizantes: Esclerosis múltiples-

Degenerativas del SNC- Esclerosis Múltiple-Esclerosis Lateral Amiotrófica- Ataxia de Friderich.

Distrofia muscular: con el cuidado de los tiempos y el clima para no agotarlos.

Epilepsia- Síndrome de West-Atrofia cerebral-

Patologías neurológicas hipertónicas o hipotónicas.

A.C.V.: hemorrágico, isquémico.

Síndrome de Meniere (A confirmar en cada caso, ya que el hecho de cambiar de altura, al subir al caballo, puede desencadenar una crisis.)

Espina bífida. Mielomeningocele (Observando cada caso en particular, contactando al equipo que lo atiende, y teniendo en cuenta las posiciones en que pueden generarles una complicación.)

Secuelas de tumores, desvíos de la columna vertebral.Secuelas de traumas, amputaciones.

Traumatismos en general.

Enfermedades reumatológicas-Artritis, artrosis, gota. Fibromialgia.


Psiquiátricos, psicológicos: comportamientos fóbicos, trastornos de adaptación: escolares, familiares, sociales.  Trastornos en la atención, de la comunicación-Neurosis- Depresión- Demencias- Alzheimer-


Disturbios de la percepción sensorial: audición, visual, lenguaje, comunicación.


Psico-neuro-inmuno-endocrinológico: patologías del desajuste del eje, que afectan las glándulas, la inmunidad (déficit, autoinmunidad) Asma, alergias, Stress  (cardiovasculares- HPTA) pacientes oncológicos clínicamente compensados. Anorexia- Bulimia-Panic Attacks


Cuadros relacionados con  los aparatos respiratorio, digestivo, cardiovascular, etc.


Contraindicaciones


Podemos definir tres ámbitos de las contraindicaciones:


Absolutas: donde el estado del paciente, en especial en el orden de lo neuro-ortopédico, pondría en riesgo la vida, y/o el funcionamiento de alguno de sus sistemas,  al subir al caballo.

Relativas: donde se pueden adaptar las posturas para aprovechar la terapia sin llevar riesgos.

Temporales: cuando pueden cambiar en el tiempo, y es conocer el momento, la forma y el modo oportuno.

En cuanto a estos temas, hemos reflexionado sobre la actitud del equipo frente al paciente y su familia, ya que en algunas ocasiones debemos ser terminantes, encontrándonos con una contraindicación, pues sabemos que existe un riesgo de agravarlo, y no queremos ponerlos en esa situación, además de encontrarse frustrados, ya que el  estar cerca de un caballo, crea el deseo de subir, y cuando esto se encuentra vedado, debemos se muy prudentes para no herir.


Por ello es importante el equipo trans-diciplinario, para una correcta evaluación y discusión previa a tomar cualquier decisión en el tema, ya que por delante tenemos a un paciente y su familia que confía en nosotros, acercándose con una expectativa de mejoría o en algunos casos de curación.


Previo a la aceptación de un paciente, para comenzar el proceso terapéutico en nuestra fundación, se le entrega una historia clínica a completar por los profesionales que se encuentran atendiéndolo en la actualidad, médicos en sus diferentes especialidades, kinesiólogos, fisioterapeuta, psicólogo, terapista ocupacional, fonoaudiólogo, estimulador visual, y todo aquel especialista que interviniese en sus tratamientos, les solicitamos además datos personales para poder realizar contacto de ser necesario, y un acta de compromiso con los padres o responsables de los pacientes, donde se les deja por escrito la forma de trabajo y se le solicita el consentimiento informado de la actividad: que consta de la explicación exhaustiva de la actividad a desarrollar, contestar todas las preguntas, dudas de familiares responsables o del propio paciente, y luego dejarlo por escrito y firmado, ya que esta tarea es de considerado acto médico.


Cuando se completa esa historia, se le realiza una evaluación médica para conocer en profundidad a quién recibirá la terapia, así como también los padres o familiares directos, en esa entrevista se cotejan estudios solicitados más la historia, y se le realiza una revisación e interrogatorio clínico, para descartar las contraindicaciones, y si las hubiere, de cual de los tres ámbitos involucra.


Debemos conocer entre otros medicación, frecuencia, alimentos y líquidos permitidos, alergias, ya que compartiremos unas horas juntos, y debemos afinar los datos, una vez con ellos,  ya se puede trazar una modalidad de trabajo, al menos de comienzo y a medida que avance la tarea, y de acuerdo a los resultados, poder cambiar la estrategia.

También en esa oportunidad se aprovecha para ponernos al tanto, en especial si es un niño, cuales son las situaciones que lo pueden asustar, sorprender, o contrariar, y las que les producen satisfacción, alegría, y bienestar, ya que transitaremos con él, un espacio-tiempo, que debe ser placentero, pues, los niños vienen a divertirse, a este juego disciplinado a través del caballo y su ambiente, y eso debemos lograr, mientras se desarrolla  el proceso terapéutico.


Contraindicaciones propiamente dichas


Ortopédicos

Displasia de cadera, Luxación congénita de cadera

Espondilitis deformante avanzada-Escoliosis mayor del 40%

Inestabilidad Atlo-Axoide (descartar en pacientes con Sind. De Down)

Inestabilidad de columna vertebral con riesgo de luxación.

Hernia de disco: Hay bibliografía en que se recomienda la equinoterapia como tratamiento posterior a la cirugía.

Coxoartrosis (Con dolor y restricción al movimiento.)Osteocondritis deformante-Fusión  espinal- Hemivertebras- Espóndilolistesis-


Todas las patologías con compromiso de cadera o columna, sine qua non,  son cuadros de  consulta con el neuro-ortopedista y en cada caso, ya que en algunos está contraindicado, o  surge la indicación de equinoterapia, y sucede que al principio por el grado de espasticidad de los miembros inferiores, la abeducción resulta dificultosa o dolorosa, pudiendo entonces realizar equinoterapia con posiciones especiales, hasta un nivel de relajación que permite la posición convencional de montar.


Patologías con posibilidades de fracturas espontáneas

No es frecuente que se presenten pacientes con estas patologías, pero deben tenerlas en cuenta en la evaluación médica.


Fracturas patológicas

Osteoporosis avanzada

Mieloma múltiple

Enfermedad de Paget

Osificación imperfecta


Neurológicas

Tumores de médula-cerebrales-cerebelosos en curso. Malformaciones de la fosa craneal posterior- Hidrocefalia no tratada-

Síndrome de Meniere

A confirmar en cada caso, ya que el hecho de cambiar de altura puede desencadenar una crisis.

Epilepsia-Estado de Gran mal-Neuritis con dolor


Hematológicas

Trombosis con riesgo de embolia-Hemofilia-Pacientes anticoagulados


Cardiopulmonares

Cardiopatías congénitas no resueltas. Insuficiencia cardíaca. Crisis hipertensiva

Estado de mal asmático-Pacientes con antecedentes de asma: precaución con el pelo del caballo, polvillo, árboles etc.Derrames pleurales-Neumotoráx(Es infrecuente encontrarse una situación clínica de esta naturaleza, pero existe, y la participación del médico en las terapias obliga su detección.)


Metabólicos

Diabetes descompensada


Psiquiátricos

Personas que por su cuadro sean de riesgo para sí o para los demás.


Generales

Retinopatía degenerativa

Enfermedades inflamatorias-Infecciones en curso-Fiebre

Pacientes con sondas vesicales


¡Cuidado!


Pacientes con traqueostomía: en líneas generales, los pacientes traqueostomizados son muy lábiles, riesgo de infección respiratorio, movilización de la cánula. A evaluar con mucha prudencia y buscar efectos positivos, de lo contrario, contraindicar.

Gastrostomía-Sondas nasogástricas


Etapas: definidas de acuerdo al grado de dependencia del paciente y de sus terapeutas con respecto al caballo, ya que ésta es una actividad dinámica y nos inclinamos hacia una  clasificación funcional.


1ª: DEPENDENCIA, cuando el niño o paciente, no tiene la capacidad de mantenerse sentado en forma autónoma sobre el caballo, y necesita de un terapeuta, que lo acompañe en la monta, llevándolo, modulando sus movimientos, cuidando en especial su cabeza, cuello y columna vertebral en general, que son los más vulnerables durante la sesión. Se denomina 'Monta Gemela', 'Back Riding', pero para nosotros es 'mamá canguro', ya que estamos dándole sostén, calor, seguridad y la flexibilidad necesaria para que pueda desarrollar sus propios recursos de equilibrio, postura, estabilidad.


También el terapeuta que lleva al paciente, está absolutamente dependiente de lo que sucede a su alrededor, de quienes componen el equipo que en ese momento lleva a cabo, el tratamiento.


2ª: SEMIDEPENDENCIA: cuando la persona que recibe el tratamiento, ya puede permanecer en forma autónoma sobre el caballo, y el equipo acompaña desde abajo, caminando, apoyando, sosteniendo, a los lados del animal.


3ª: INDEPENDENCIA: cuando comienza a realizar los ejercicios básicos de equitación, donde los profesores del área tienen una acción más intensa, coordinados siempre por el equipo de salud.


4ª INTERDEPENDIENTE, y ésta es de cosecha propia, por que entendemos que esta actividad es una magnífica oportunidad de fomentar la solidaridad, por lo cual, en ésta instancia, para aquellas personas, niños, adolescentes, adultos, que lograron pasar por las anteriores, preparan los caballos para los que recién comienzan.


En nuestra fundación desarrollamos en base al entrenamiento de los cuidados del caballo, su ambiente, su higiene, alimentación, boxes, elementos de ensillado, matras, bozales, cabezadas, monturas, etc., la posibilidad de la inserción laboral, de personas con necesidades educativas especiales, con discapacidades leves – moderadas, en el ámbito ecuestre, como “petiseros adaptados”, mientras continúan con sus terapias.


Beneficios


En los ámbitos físicos


Regula tono muscular, lo que permite mejorar el equilibrio, la postura, ejecución de movimientos coordinados, liberación de miembros superiores, disociación de la cintura escapular y pélvica esencial para mantenimiento postura estática y deambulación, logrado por el patrón de marcha que otorgan los movimientos del caballo.

Refuerzo de mecanismo de  enderezamiento y defensa, indispensable para control de tronco y postura.


Disminución de movimientos involuntarios


O sea que trabaja a nivel del tronco, pelvis, cuello, miembros superiores, e inferiores. La postura asumida al montar a caballo es bastante inhibitoria, caderas flexionadas, rotadas externamente y abeducidas, rodillas semiflexionadas y pies en dorsiflexión (a través de ofrecerle el apoyo que puede ser un estribo o las manos de los auxiliares a modo de bio-estribo).


A cada paso del caballo, ocurre en el paciente ajustes tónicos que son capaces de promover una contracción /relajación simultánea de agonistas y antagonistas. Esto quiere decir que habrá mejoría en la respuesta de inervación recíproca que se encuentra debilitada, en las lesiones del SNC y la información propioceptiva se vuelve más rápida.


Reacciones de enderezamiento, corporales, visuales, laberínticos, reacciones posturales de origen corporal.


En los aspectos psico-educativos


Son  resultados integrativos de una actividad que no deja nivel sin estimulación, ya que en un ambiente abierto, natural, que invita al juego, se desarrollan la atención, intencionalidad, la conciencia de sí mismo  y del otro, desde el descubrimiento de su conciencia corporal, su sentido de ser espacio-temporal, la imaginación, fantasía, represenación simbólica, concentración, deseo, autoestima, solidaridad, amistad, no juzgamiento, no censura, simplemente ser con el otro a través del facilitador siempre dispuesto: el coterapeuta del caballo.


En los aspectos sociales


La actividad mediada por el caballo, reúne, nos enseña el espíritu de manada, nos conecta, permite la interacción humano- animal no humano, abre las puertas, crea lazos, desarrolla esos campos de resonancia mórfica de los que habla Rupert Shaldrake.


“Los caballos forman un alma con su amigo humano, nos enseñan el silencio, la paciencia, las buenas maneras, las buenas intenciones, son amistosos, sanadores de nuestro corazón” (Dra. Anahí Slotnik, Relinchos y Susurros).


Así como el niño siente

el caminar sin silbidos

de aquel  animal sediento

de transmitirle cariño


Así como el noble equino

se entrevera en el pedido

de soñar que sus galopes

tienen un nuevo destino


Las dos almas que se asocian

quizás por juego divino

son dos almas que se nutren

mutuamente sin caprichos


Uno no puede entender

que mas allá del instinto

puedan beberse  senderos

que se funden sin pedirlo


Pero en un juego de naipes

grandes duendes y sus primos

emparejan las barajas

y dan sentir al destino


Es por eso que si asomas

tus ojos entre los pinos

veras danzar a los gnomos

junto a esos niños-equinos


(Poesía del Dr. Carlos Di Leo, Veterinario y poeta)


Texto extractado del libro en edición sobre Terapias Asistidas con Caballos de la Fundación Argentina Científica Establo Terapéutico: www.establoterapeutico.org

 

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: