secciones

Programas

Acceder



Comentarios

Recomendados

 

Organizaciones de DD.HH. denuncian complicidades por fuga del represor Juan Wolk

En La Plata organizaciones de derechos humanos manifestaron su indignación por la fuga del represor de la dictadura Juan Miguel Wolk. Se trata nada menos que de uno de los principales responsables del centro de torturas conocido como el Pozo de Banfield, que en su momento fue dado por muerto y nunca llegó a estar preso ya que consiguió el beneficio del arresto domiciliario. El 10 de abril de este año la Corte Suprema estableció que no le correspondía ese privilegio pero recién fueron a detenerlo el 4 de mayo y ya no estaba en su casa de Mar del Plata. En diálogo con Informativo FARCO, María Laura Bretal de Unión por los Derechos Humanos, integrante del colectivo Justicia Ya aseguró que la fuga de Wolk “es lamentable” y que demuestra “las complicidades de la justicia con la policía y con el accionar de estos represores”.

En un comunicado, las organizaciones que integran Justicia Ya explicaron que “recién el 10/04/2012 la Corte Suprema de Justicia confirmó el rechazo de la prisión domiciliaria, cosa que publicó en el sitio oficial de Internet C.I.J en la misma fecha. Lentamente, la causa llegó a la Cámara de Apelaciones de La Plata el 27 de abril y recién el 4 de mayo el juez Arnaldo Corazza ordena su detención. Pero Wolk ya no estaba. Su abogado comunicó el día 3 de mayo que la hija denunció su ‘desaparición’ en la Comisaría 5ta de Mar del Plata ese mismo 27 de abril”

María Laura Bretal expresó a Informativo FARCO que “es lamentable porque una vez más hay una cadena de complicidades que hace que estos asesinos, grandes genocidas, no sólo hayan pasado estos 35 años en libertad sino que, con la impunidad que hubo estos 35 años, cuando empiezan a juzgarse todavía tienen los privilegios de cárcel domiciliaria y la posibilidad de fugarse”. Además explicó que Wolk “era prácticamente el jefe de Pozo de Banfield, era responsable de todo lo que ahí ocurría, de las torturas, la apropiación de niños, las grandes atrocidades” que se cometieron allí.

Bretal contó que “hasta el año 2006 este personaje ni siquiera era buscado porque la justicia lo dio por muerto” y más adelante “después ser indagado se le otorgó prisión domiciliaria sin ningún tipo de requisito, ni condicionamiento, ni siquiera supervisión”

La causa por los crímenes cometidos en ese centro de torturas fue elevada a juicio recién este año “por más o menos 100 víctimas” de las casi 300 registradas por las organizaciones y el juez Corazza “solamente imputó a 6 represores”, entre ellos a Wolk. Por eso “lo que exigimos es la inmediata detención y no sólo de él sino de todos los responsables, de los casi 300 represores que participaron y se desempeñaron en el campo de concentración de Pozo de Banfield, porque por supuesto que están todos los apellidos, los números de legajos pero durmieron impunemente en los juzgados desde hace muchos años”, aseguró.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: